Artículo escrito por Yaiza Serra, veterinaria de la C.V. El Arca de Noé
VACUNACIÓN FELINA Y CUNÍCOLA

Hoy os escribo respondiendo a una de las preguntas que con más frecuencia nos hacéis a la hora de comenzar con los protocolos vacunales, y que resulta por supuesto, la cuestión más evidente.

vacuna-veterinaria

¿Contra qué vais a vacunar a mi mascota?
Pues bien, vamos a desglosar en este artículo los diferentes patógenos contra los que pretendemos inmunizar a vuestras peludas mascotas.

¿Por qué?
La mayor parte de los patógenos contra los que vacunamos son virus, contra los que no existe un tratamiento específico y que pueden provocar enfermedades en algunos casos mortales.
Por otro lado, algunos de los patógenos contra los que inmunizamos son transmisibles al hombre (ZOONOSIS).
Finalmente, la medicina preventiva será siempre la herramienta fundamental en nuestro trabajo para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, a parte del beneficio económico que os supone a vosotros el reducir las probabilidades de tener que enfrentaros al tratamiento de las distintas enfermedades.
Ya conocéis el dicho, ¡Mejor prevenir que curar!

VACUNACIÓN EN EL GATO
Hay dos vacunas en los protocolos ordinarios de inmunización activa felina.

1º Vacuna RCP: contiene los siguientes patógenos:
• Herpesvirus de la Rinotraqueítis felina y Calicivirus felino:
Ambos, juntos o por separado, provocan una infección de las vías respiratorias altas y son muy contagiosos. Se transmite por contacto directo con gatos infectados o portadores o por contacto indirecto ya que estos virus son muy resistentes en el ambiente.
Si los gatos se hacen portadores de estos virus pueden padecer de forma crónica la enfermedad, o brotes con frecuencia, además de ser fuente de contagio para otros gatos.
Los síntomas principales son fiebre, pérdida de apetito y adelgazamiento, apatía, lagrimeo y mucosidad nasal, estornudos, conjuntivitis, úlceras bucales y corneales. Pueden aparecer infecciones bacterianas secundarias que agravan el cuadro respiratorio.

• Virus de la Panleucopenia felina:
Afecta principalmente al sistema digestivo, dando lugar a fiebre, apatía, vómitos, diarrea hemorrágica, anemia y deshidratación. Además puede provocar una bajada de las defensas que aumente la probabilidad de padecer infecciones secundarias. Es una enfermedad muy contagiosa que puede ser mortal.

2º Vacuna FeLV: contiene el virus de la Leucemia felina
Para introducir esta vacuna dentro del protocolo normal de nuestros pacientes, antes tenemos que realizar un test de Leucemia e Inmunodeficiencia felina, ya que la vacunación contra leucemia felina está contraindicada en pacientes positivos a esta patología. En cuanto a la Inmunodeficiencia, hasta el momento no disponemos en Europa vacunas contra este virus.
La leucemia felina es una enfermedad que puede ser transmitida directamente de la madre a los cachorros durante la gestación y con la leche, también se transmite a cachorros y adultos por el hábito de acicalamiento, mordeduras y contacto estrecho con orina y heces de animales infectados. La infección es de por vida.
La enfermedad consiste principalmente en un adelgazamiento paulatino y mal aspecto del pelaje, periodos de fiebre, infecciones secundarias sobre todo a nivel de la piel y respiratorios, también síntomas gastrointestinales, anemia, inflamación de ganglios linfáticos, dificultad para recuperarse de enfermedades concomitantes corrientes, y tumores (leucemia y linfomas que pueden afectar a hígado, ganglios, intestino, riñones, timo, ojos, nariz…)

VACUNACIÓN EN EL CONEJO
Nuestro protocolo vacunal en conejos se basa principalmente en la inmunización contra el Myxomavirus, que provoca la Mixomatosis en conejos.
Este virus, se transmite principalmente a través de mosquitos y pulgas, aunque también puede darse el contagio por contacto directo, con conejos infectados o indirecto, a través de fómites (objetos inanimados contaminados)
El virus provoca la aparición de nódulos cutáneos especialmente en la zona de la cabeza y genitales, que derivan normalmente en procesos cutáneos secundarios y en una inmunosupresión que hace que padezcan más fácilmente procesos infecciosos viéndose afectado en la mayoría de los casos el aparato respiratorio con lo que la mayoría de los conejos desarrollan neumonías que si no se consiguen tratar son normalmente la causa de la muerte derivada de esta enfermedad. Se ha descrito también una forma respiratoria de la enfermedad sin lesiones cutáneas.

Además podemos incluir en el protocolo la vacuna contra la Enfermedad Vírica Hemorrágica del conejo, provocada por un tipo de Calicivirus.
Esta enfermedad se transmite por vía nasal, oral o conjuntival a través de contacto directo con conejos infectados o con fómites. Esta patología pues va a ser más típica de conejos de exterior que habitan en ambientes rurales donde conejos o liebres silvestres pueden entrar en contacto con ellos o contaminar su terreno.
Este virus provoca principalmente disfunción hepática y esplénica (hígado y bazo) y da lugar a un proceso denominado “coagulación intravascular diseminada”, que agota los elementos de coagulación del organismo, dando lugar a hemorragias internas. En la mayor parte de los casos es una enfermedad mortal.

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. General Practitioner Certificate Programme in Small Animal Surgery de Improve International y miembro del grupo de trabajo de cirugía veterinaria de AVEPA

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! somos el equipo veterinario de la clínica ¿en qué podemos ayudarte?