Artículo escrito por Laura Albuerne, veterinaria de la C.V. El Arca de Noé
Lda. en Veterinaria por la Universidad de Santiago de Compostela

En esta ocasión os presentamos a nuestro amigo Oliver. Oliver es un gato de 4 años de edad, que acude a nuestro centro veterinario porque los dueños le ven una mancha blanquecina en el ojo. Además nos comentan que cierra mucho ese ojo desde el día anterior. Tras explorarle concluimos que se trata de una úlcera corneal posiblemente traumática.

Úlcera corneal gato

¿qué es una úlcera corneal?

Una úlcera corneal es una herida en la cornea que es la capa más superficial del ojo y por lo tanto la más expuesta. La cornea a su vez tiene varias capas que de superficial a profunda son el epitelio, estroma, la membrana de Descemet y el endotelio que es a partir de donde se regenera cuando hay una lesión. Según la profundidad de esa herida dentro de las capas de la córnea, hablaremos de una úlcera más superficial o más profunda, y eso nos determinará el protocolo del tratamiento a seguir.

Los síntomas mas comunes que veremos en nuestro gato serán:

  • Fotofobia, o molestia al exponerse a la luz.
  • Blefarospasmo, que es el pestañeo constante o el cierre del párpado.
  • Epifora o lagrimeo
  • Puede aparecer secreción ocular purulenta.
  • Son lesiones molestas con lo que muchas veces se frotan los ojos con la pata o contra las superficies, y el gato esta más apático, come menos,…

En cuanto a las causas de úlcera en gatos podemos hablar de dos grandes grupos:

  • Úlceras no traumáticas  en el caso de los gatos englobaríamos principalmente las
    úlceras de causas provocadas por virus, como el herpesvirus felino. En estos casos las
    lesiones oculares pueden estar presentes en ambos ojos con lo que es importante
    explorar ambos ojos aunque el gato se queje de solo uno de ellos. La herpesvirosis
    felina suele ir acompañada de otros signos, principalmente respiratorios, y suele ser
    más común su inicio en gatos jóvenes.
  • Úlceras traumáticas  suelen ser lesiones que afectan exclusivamente al ojo
    expuesto al traumatismo. Son heridas producidas por cuerpos extraños, o arañazos
    que son bastante comunes en casas donde conviven varios gatos. Suelen aparecer de
    manera aguda y en uno de los ojos generalmente.

En el caso de Oliver tras explorar ambos ojos, hacemos lo que se llama un test de fluoresceína resultando este positivo. Diagnosticamos una úlcera corneal superficial posiblemente de origen traumático. La fluoresceína es un liquido naranja que reacciona en contacto con liquido y se torna color verde. El test de fluoresceína consiste en instar fluoresceína en contacto con la córnea. Si hay una úlcera corneal, el líquido penetra dentro y contact con el humor acuoso, volviéndose verde y dejando una mancha de ese color.

¿cuál es el tratamiento apropiado para una úlcera corneal?

El tratamiento tiene que ir encaminado tanto a solucionar la propia úlcera, como a tratar la causa que lo originó (retirada de posible cuerpo extraño, tratamientos antivirales, etc). Y dentro del tratamiento de la propia úlcera, los tratamientos van desde diferentes colirios antibióticos, antiinflamatorios, etc. a soluciones quirúrgicas en el caso de que la úlcera sea más profunda, con lo que el veterinario decidirá las pautas a seguir tras valorar la úlcera.
Afortunadamente Oliver se ha recuperado satisfactoriamente, pero una úlcera corneal sin un tratamiento a tiempo se puede complicar con lo que es importante llevar al gato al veterinario si presenta alguno de los síntomas.

Úlcera corneal gato

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! somos el equipo veterinario de la clínica ¿en qué podemos ayudarte?