Os vamos a explicar una de las patologías más frecuentes en conejos, es muy dolorosa y puede poner en riesgo la vida del animal, así que es importante para los cuidadores que la sepan identificar a tiempo para tomar medidas lo antes posible. Lo que os vamos a explicar en esta entrada es la maldigestión por acúmulo de gas.

Los conejos pueden desarrollar acúmulo de gas en su tránsito intestinal por varias razones que se pueden dar por separado o combinadas, estas son:
*ingesta de aire al comer,
*falta de masticación del bolo alimenticio por dolor dental,
*gas producido por las bacterias del intestino al intentar digerir alimentos no digestibles.

Como los conejos no pueden eructar o vomitar, el gas debe ser evacuado atravesando todo el tránsito intestinal hasta salir por el recto, la buena noticia es que el gas producido por las bacterias del tránsito intestinal del conejo es inodoro.

conejo en casa

A continuación os damos los síntomas de acumulación de gas en el conejo, estos síntomas empiezan unas cuantas horas después de la comida indigesta y no tienen por qué observarse
todos:
-El conejo deja de mostrar interés por la comida
-No quiere beber agua
-Permanece arrinconado, está letárgico y no se quiere mover
-Tiene los ojos parcialmente cerrados
-Tiene la cabeza inclinada para atrás
-Hace ruido de molienda con los dientes (dolor)
-El estómago hace ruidos (glú-glú)
-Tiene heces líquidas
-El área del estómago puede apreciarse algo distendida

Tratamiento:
Es recomendable mantener caliente al conejo, si no tenéis bolsa de agua, se puede llenar una botella vacía de plástico con agua caliente y colocarla cerca de él, si el conejo tiene frío se acurrucará cerca, así que no hay que forzarle a que esté cerca de la fuente de calor si no quiere.
Se le pueden dar unas gotas de simeticona, este medicamento facilita la eliminación del gas.
Realizar un suave masaje en la zona abdominal, se coloca al conejo sobre su espalda con la cola más elevada que la cabeza, y se le masajea la zona del abdomen empezando por la zona de las costillas en dirección a sus pies.
Si el malestar de tu conejo sólo se debe a gas, el dolor de tu conejo debería desaparecer a las 12 horas, empezando éste a comer y beber por su cuenta. Si los síntomas continúan o empeoran, debes llevar a tu conejo al veterinario lo más pronto posible.
El mejor tratamiento es la prevención, para evitar estos problemas es importante que entendáis cómo funciona la digestión de los conejos para poder alimentarle de manera correcta. En esta otra entrada al blog podéis encontrar más información.

También podéis consultar la web medirabbit

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Share This