Artículo escrito por Ramón Oliva, veterinario de la C.V. El Arca de Noé
Ldo. en Veterinaria por la Universidad Alfonso X El Sabio

Nuestros animales a menudo sufren los efectos de intoxicaciones que podemos encontrar en cualquier parte, desde un parque público que hayan fumigado las plantas, hasta nuestra propia casa al poder ingerir unas pastillas de ibuprofeno o paracetamol.
Cuando tengamos la sospecha que nuestro animal haya podido estar en contacto con alguna sustancia nociva para la salud, debemos acudir rápido a nuestra clínica veterinaria; ya que en la mayoría de los casos son fundamentales las primeras horas tras la exposición a estos tóxicos.
Desde la clínica veterinaria Arca de Noé nos preocupamos por la salud de sus mascotas, por ello en este artículo vamos a hablar de estos principales venenos cotidianos:

-IBUPROFENO
Es una de las intoxicaciones más frecuentes ante el desconocimiento de muchos propietarios sobre los efectos que produce en nuestras mascotas. El ibuprofeno daña los riñones, causando una enfermedad renal.
Podemos observar al animal vomitando y observar sus heces de color oscuro, además de encontrarle decaído.

-ASPIRINA
Es más dañina para los gatos que para los perros, ya que estos primeros carecen de una enzima necesaria para la detoxificación y excreción.
Los efectos tóxicos consisten en hepatitis, enfermedad renal y úlceras gástricas. Los signos clínicos que podemos ver en nuestros animales son vómitos, aumento de la temperatura corporal, debilidad, dificultad de coordinación de los movimientos, coma y muerte. Aunque en alguna ocasión la dosis que empleamos es baja para causarle efectos negativos al
animal, si repetimos la ingestión en otras ocasiones pueden producir una intoxicación crónica, produciendo en el estómago úlceras y perforaciones gástricas, hepatitis tóxica y afectación de la médula ósea (anemia).

-PARACETAMOL
El paracetamol es un potente tóxico que afecta al hígado, causando necrosis hepática, siendo el pronóstico más grave en gatos que en perros, ya que necesitan menor dosis para sufrir los efectos adversos de este fármaco.
En perros cabe destacar como síntomas clínicos una depresión progresiva, vómitos, dolor abdominal y muerte en 2-5 días. En gatos el síntoma principal es salivación, acompañado de depresión del animal, sangre y orina de color marrón y edema en cara y patas.

-INTOXICACIÓN POR BASURA
Ocurre al ingerir alimentos en mal estado. Las bacterias muertas liberan en el organismo endotoxinas que afectan principalmente al intestino y al sistema nervioso central, por ello, podemos encontrarnos con alteraciones de la motilidad intestinal (diarrea), debilidad y decaimiento, además de dificultad respiratoria y muerte. Hay que tener mucho cuidado con los huesos de pollo que le damos a nuestros perros (alitas, muslos…) ya que se pueden anclar a la pared del estómago o intestino provocando graves complicaciones para nuestros animales, en muchos casos podremos observar vómitos de aspecto normal o con sangre y heces con sangre.

-INSECTICIDAS EN SPRAYS
Hay que prestar especial atención a este tipo de venenos ya que los efectos se pueden observar en pocos minutos o pueden llegar a tardar varias horas y además no hay que olvidar que se absorben fácilmente a través de la piel e intestinal.
Hay tres grandes grupos de síntomas que podemos observar en nuestros animales:
-Secreción nasal, vómitos y diarreas.
-Debilidad y parálisis.
-Convulsiones, coma y parada cardio-respiratoria.

-PRODUCTOS DE LIMPIEZA DEL HOGAR
No suelen ser mortales pero el más peligroso es el detergente de lavavajillas. Normalmente provocan irritación gastrointestinal, con lo cual podemos ver a nuestro animal vomitando o con diarreas, por ejemplo los suavizantes para la ropa provocan quemaduras en boca, faringe y esófago, por ello podemos ver al perro o gato vomitar, estar decaído, convulsiones, shock y coma.

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+