Artículo escrito por Dolores Gil-Carcedo y Alicia Blanco

Se cree que la naturaleza es sabia, y que la procreación es algo natural que los perros llevan haciendo sin ayuda durante miles de años, y en realidad así es, pero si os estáis plantenado que vuestra perra tenga cachorritos, debéis saber que esto conlleva bastante responsabilidad por vuestra parte y además debéis tener en cuenta que se pueden presentar complicaciones en cualquier momento desde la monta hasta el parto. Para evitar en la medida de lo posible estos problemas, vamos a daros una información muy valiosa si os estáis planteando cruzar a vuestra perrita.

Lo primero es buscar al macho, un error común es que elijáis al macho por sus características de belleza o comportamiento sin tener en cuenta su tamaño. Si queréis ahorraros problemas a la hora del parto, elegid un macho que sea de igual tamaño, o incluso más pequeño que vuestra hembra.

curzar perra valladolid
Algo que os puede ayudar mucho, es anotar las fechas de los celos, y la duración y características de los mismos, así podremos prever cuándo será el celo, cuándo la hembra empezará a estar receptiva al macho y qué momento será mejor para comenzar las cubriciones, pero antes de explicaros estos os daremos unos pequeños tips importantes:

– La edad ideal de la perra para su primera gestación es a partir de los dos años, o al tercer celo.

– Comprobar el estado vacunal de la perrita, y si es necesario vacunar, hacerlo como tarde una semana antes del celo

– Desparasitación interna al principio del celo, repetir en torno al momento del parto, 2 semanas posterior al parto y 4 semanas posterior al parto

– La gestación en la perra dura un promedio de 63 días.

Si las cubriciones han sido productivas, os podremos realizar por ecografía en la clínica el diagnóstico de gestación en torno a los 25 días después de la monta. Esto es otra aclaración que queremos hacer: no existen test de embarazo por orina para perras.

Así como en el primer mes no observamos grandes cambios físicos en nuestra perra, empezaremos a observar la distensión abdominal en cuanto empiece el segundo mes; la perrita va a necesitar aumentar la ingesta de calorías, por lo tanto comenzaremos en este segundo mes de gestación a darle pienso de cachorro (más calórico).

Sobre el día 50 realizamos una radiografía para comprobar el número de fetos y el tamaño de los mismo con respecto al canal del parto de la madre, y así prever si va a haber problemas o no al momento del parto. Es importante que los dueños recordéis el número de fetos, ya que si no salen todos durante el parto, tendréis que acudir al veterinario. Es a partir de este momento, alrededor del día 50 cuando os damos el consejo de que le midáis la temperatura rectal (comprad un termómetro para ese fin) por las mañanas, tardes y por las noches, un día o dos antes del parto su temperatura corporal bajará uno o más grados, y nos estará avisando de que el parto es inminente. También en esta recta final podemos comprobar el estado de sus mamas, generalmente empiezan a producir leche una semana antes del parto.

Sobre los dos meses llegará el momento esperado: la perra comenzará a mostrarse algo nerviosa e incluso irritada, y buscará un lugar tranquilo en el que instalar su nido; podemos ayudarle a preparar su nido en una zona cálida, sin ruidos y algo apartada por donde no suelan pasar los miembros de la familia.

En caso de que el parto no se produzca de forma natural o que la perra comience a presentar algún tipo de problema debemos acudir a la clínica de forma urgente. Algo va mal si:

– La perra tiene esfuerzos de parto (contracciones, prensa abdominal), pero no logra expulsar ningún cachorro

– Expulsó al último cachorro hace más de cuatro horas, pero sabemos que todavía le queda alguno dentro

– Después de mas de 48 horas tras la bajada de temperatura o de 70 días de gestación la perra no tiene esfuerzos de parto

– La perra tiene signos de enfermedad generalizada, o descarga vulvar anómala.

Si la perra ha parido sin problemas, debemos dejarla que se encargue ella de cortar el cordón umbilical y lavar a sus cachorros, aunque si ella nos deja la podremos ayudar colocándoles para que empiecen a mamar lo antes posible. Generalmente las perras que tienen partos naturales tienen buen instinto maternal, y aunque puede haber problemas en este punto no suelen ser frecuentes.

Los cachorritos al nacer poseen ciertos reflejos primarios: buscar el calor, el de mamar, el de orinar y defecar, el de ponerse rígidos cuando la madre los desplaza…. Es importante mantener el entorno limpio y seco y con agua y comida siempre a disposición. El ambiente debe ser cálido, podemos proveer una fuente de calor externa como por ejemplo bolsas de agua caliente.

Tened en cuenta que al principio el cachorro no es capaz ni de ver ni de oír, así que no os alarméis por ello, sobre los 10 días de edad comienzan a abrir los ojos. A los 15 días de edad os recomendamos traer a los cachorros bien protegidos a la clínica para realizarles una exploración general,pesaje, y una primera desparasitación. Sobre el día 20 comienzan a aparecer los dientes de leche que se irán remplazando por piezas dentales definitivas, y en este momento es conveniente comenzar a alimentarlos con pienso humedecido o latas de paté para que no magullen mucho las mamas de la madre, y vayan dejando la lactancia progresivamente.

Por supuesto, os podéis pasar por nuestra clínica veterinaria para que os resolvamos cualquier duda que tengáis.

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. General Practitioner Certificate Programme in Small Animal Surgery de Improve International y miembro del grupo de trabajo de cirugía veterinaria de AVEPA

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! somos el equipo veterinario de la clínica ¿en qué podemos ayudarte?