En este artículo voy a explicaros unas cuantas nociones básicas a la hora de viajar con tu perro, teniendo en cuenta siempre la seguridad y el bienestar del animal.

¿Eres de esas personas que pasan las vacaciones junto a su perro? Si es así, independientemente de si eliges playa o montaña, tienes clarísimo que te llevas a tu amigo canino contigo de vacaciones.

Lo primero que debes tener en cuenta es si el destino es apropiado para él y si le vas a dedicar suficiente tiempo, piensa que él también tiene derecho a disfrutar en vacaciones. Seguramente ya has realizado este paso, te has asegurado de que allí donde vas admiten perros, y has buscado alguna playa “dog friendly” cercana. Aquí os dejo un enlace a un mapa donde las encontraréis todas.

El medio de transporte es algo esencial a la hora de viajar con un perro, si lo hacéis en transporte público aseguraros bien de todos los requisitos que hay que cumplir. Por ejemplo, cada compañía de vuelo tiene sus especificaciones acerca de viajar en cabina con el perro, lo ideal es llamarles con tiempo y que ellos os informen de todo lo necesario. Si viajáis en coche la cosa se simplifica, debéis de llevarle sujeto (en transportín en el maletero, o con enganche de seguridad), también tenéis que tener en cuenta que el perronecesita beber y hacer sus necesidades en viajes largos igual que nosotros, está prohibidísimo dejarle dentro del coche aunque vayan a ser “5 minutos”. Aún con las ventanas algo abiertas, un coche en verano se puede poner muy rápido a una temperatura altísima, y ellos tienen menos capacidad de termorregulación (sobre todo perros de razas de morro chato), así que elegid bien las paradas de descanso para que él también las pueda disfrutar.

Un perro encerrado en un coche a altas temperaturas tiene riesgo de muerte en muy pocos minutos. Desgraciadamente hay sucesos de este tipo todos los veranos. Debemos ser muy estrictos y no dejar jamás a nuestro perro encerrado en el coche aunque vayan a ser pocos minutos.

De nuevo, como veterinaria que soy entra un tema con el que siempre damos: la salud. No en todas las regiones de la Península tenemos las mimas enfermedades parasitarias, así que antes del viaje venid a nuestra clínica veterinaria para que os informemos y os podamos recetar el antiparasitario más adecuado para la zona a la que viajáis. Si viajáis fuera de España o cogéis un avión, además debéis aseguraros de que vuestro pasaporte está en regla, y la vacuna de la rabia vigente (respecto a la vacunación antirrábica, como hay diferencias legislativas entre cada Comunidad Autónoma, se debe aplicar la normativa más estricta; o sea la vacunación anual, para ir al extranjero habrá que cumplir con la normativa de cada país)

¿Has decidido destino, y este año no puedes llevarte a tu perro?
No pasa nada(dentro de la pena que esto nos produce), hay muchísimas residencias caninas que te lo cuidarán muy bien, ten en cuenta que son profesionales, y que probablemente es donde más seguros pasen esos días. A veces dejárselo a familiares o amigos aumenta las probabilidades de accidentes, ellos no conocen a tu perro tan bien como tú, (no es raro atender de urgencia a perros que estaban en custodia del amigo o del hermano del dueño por indigestiones, mordiscos de otros perros, atropellos por fugas…). Si decidís llevarle a una residencia canina, yo recomiendo que unos días antes de llevarle os paseéis un rato por allí con él, os sirve para evaluar las instalaciones, y para que tu perrito conozca al que va a ser su cuidador y su entorno esos días. Es recomendable que le llevéis su pienso (aunque os ofrezcan uno, siempre es mejor que no se cambie la alimentación para no provocar trastornos digestivos), y varias camisetas vuestras para que estén más tranquilos, sobre todo al principio. Llevad también sus juguetes, y preguntad al cuidador sobre el régimen de paseos que le va a dar, contadle su carácter para ver si se puede introducir en grupos de juego con otros perros, etc…

No os olvidéis venir a la Plaza Santa Cruz, en nuestra clínica veterinaria os haremos un chequeo antes de dejarle, y que compruebe que está correctamente vacunado y desparasitado antes de ir. Muchas residencias obligan a los perros a que estén vacunados de la Traqueobronquitis Infecciosa.

¡Pasad unas muy buenas vacaciones!

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Share This