Seguro que os habréis preguntado varias veces cómo ven las mascotas a sus humanos y cómo perciben el resto del mundo a través de sus ojos. Al fin y al cabo el sentido de la vista es para nosotros un tesoro, y más aún en esta época tecnológica en la que recibimos un montón de información de nuestro ordenador, televisor, tableta…pues bien, ¿ellos realmente pueden ver la tele?
Hay diferencias significativas entre el ojo humano y el de las mascotas, mientras que el del gato percibe los colores de manera semejante a nosotros, los perros se pierden una parte del espectro de colores percibiendo sólo los colores azules-violeta y los amarillos-rojo, quedando fuera toda la gama de verdes, de ahí que se les compare con la visión daltónica.
Los perros no llevan gafas ni lentillas, por suerte la mayoría son emétropes, ni miopes ni hipermétropes, (osea que enfocan la imagen correctamente en la retina), sin embargo según un estudio cerca del 25% de todos los perros son miopes, siendo los Labradores o los Pastores Alemanes de las razas con más predisposición. Los gatos salen más beneficiados en este aspecto y la mayoría son emétropes, enfocan bien la imagen en la retina.

Pero no sólo la miopía determina lo bien que vemos, existe otro factor que se denomina agudeza visual. Seguro que habéis oído la expresión “vista de águila”, pues bien, está demostrado que las rapaces tienen una gran agudeza visual debido a que tienen mayor número de conos y células ganglionares que nosotros. Los perros y los gatos no se caracterizan por tener agudeza visual, es más tienen bastante menos que nosotros: la agudeza visual del perro es 4 veces menor que la nuestra, y la del gato es casi 8 veces menor, osea que para que un gato vea un objeto igual de nítido que nosotros, éste tiene que estar 8 veces más cerca.

Es verdad, perros y gatos no tienen gran agudeza visual, pero en cambio la naturaleza les dotó de visión nocturna, así que se desenvuelven bastante mejor que los humanos con poca luz. El motivo es que poseen gran número de bastones (los bastones son células muy sensibles a la luz) y una capa de células reflectantes en la retina que actúa de espejo duplicando así la percepción de la luz. Los gatos además tienen un ojo con una pupila y una córnea diseñadas para que entre la mayor cantidad de luz posible al ojo, ya que son animales primordialmente nocturnos.
Volviendo a la pregunta inicial ¿Mi mascota puede ver la tele?, la respuesta es sí. Y la ven mejor si es en HD (y no es broma, su ojo es más rápido que el nuestro; con los monitores antiguos percibían un molesto parpadeo entre imágenes no viendo una imagen continua, de igual manera que detectan el parpadeo de los tubos fluorescentes). Hay estudios que señalan que un perro puede diferenciar una imagen de un perro frente a la de un humano.

Así que si véis que vuestro perro o gato echa un vistazo a la pantalla y no le hace caso, no lo dudes, es que la programación no le gusta! 😉 Cambia de canal y ponle un documental de Naturaleza, seguro que al menos en algún momento capta su atención.

Referencias:
Ofri, R. (2015) ¿Ven los perros en blanco y negro? Hechos y mitos sobre la visión de nuestros pacientes.

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Share This