En este artículo os queremos hablar de un problema asociado al verano y que suele afectar principalmente a nuestros amigos caninos, el golpe de calor.

El golpe de calor se define como un aumento de la temperatura corporal superior al tolerable por el organismo, de forma que los diferentes métodos de termorregulación no consiguen combatir eficientemente esta hipertermia.

Estos métodos de termorregulación se dividen en tres grupos:

  • Radiación y convección: mediante vasodilatación cutánea y aumento del bombeo cardíaco.
  • Conducción: diferentes posturas o actitudes que adoptan los perros para refrigerarse, en contacto con superficies más frescas.
  • Evaporación: mediante el jadeo

Dato curioso: ¡los perros no sudan!

En resumen, la capacidad termorreguladora del perro se ve superada por la ganancia de calor ambiental.

FACTORES QUE PUEDEN DESENCADENAR UN GOLPE DE CALOR

Este problema se nos plantea principalmente en verano, cuando las altas temperaturas nos pueden jugar una mala pasada, y va a estar asociado a dos tipos de factores:

Factores exógenos: provocan el golpe de calor

  • Exposición a ambientes extremadamente calurosos y mal ventilados (por ejemplo, el interior de un coche al sol).
  • Tras un ejercicio físico intenso en climas muy cálidos y humedad ambiental elevada.
  • Restricción del agua de bebida.

Factores endógenos: aumentan las probabilidades de sufrir un golpe de calor ya que disminuyen la capacidad de disiparlo.

  • Síndrome braquicefálico.
  • Cardiopatías o enfermedades respiratorias.
  • Enfermedades a nivel del sistema nervioso central.
  • Edades extremas, es decir, cachorros y geriátricos.
  • Enfermedades que cursen con fiebre.
  • Enfermedades hormonales.

CONSECUENCIAS DE UN GOLPE DE CALOR

Según los estudios realizados, un golpe de calor puede provocar la muerte de nuestra mascota en tan solo una hora, y un perro aislado en un coche al sol sin ventilar puede morir en tan solo 20 minutos.

Esto se debe a que el aumento de la temperatura irremediable por parte del organismo provoca un fallo multiorgánico, que va a dar lugar a problemas de coagulación, hepáticos, renales, gastrointestinales y problemas nerviosos.

SÍNTOMAS EN UN GOLPE DE CALOR

Los síntomas que vosotros podéis detectar al inicio de un golpe de calor son un jadeo constante muy fuerte, intranquilidad, debilidad, salivación espesa, mareos y vómitos.

Si no se controla en esta fase inicial, los síntomas tardíos que derivarán son diarreas, temblores, convulsiones y finalmente la muerte.

CÓMO PREVENIR UN GOLPE DE CALOR

  1. Nunca dejar a vuestras mascotas dentro de un coche al sol, ni siquiera dejando algo abiertas las ventanillas. El calor que se acumula dentro es muy elevado y la ansiedad que les suele producir el quedarse solos aumenta el riesgo de sufrir un golpe.
  2. No dejarles encerrados y al sol en transportines.
  3. Evitar paseos largos y ejercicio en las horas de más calor.
  4. Mantener agua fresca y limpia disponible.

CÓMO PODÉIS ACTUAR ANTE UN GOLPE DE CALOR

Ante la sospecha de que vuestro perro está sufriendo un golpe de calor, el tiempo de actuación es clave. ¡No podéis esperar!

La clave en el golpe de calor es una actuación rápida

En primer lugar, debéis favorecer el enfriamiento, para lo cual podéis mojar a vuestro amiguito con agua fresca (nunca usar agua helada) y aplicar paños mojados en ingles y axilas. Es necesario refrescar pero no congelar, ya que podríais causar un efecto rebote y provocar una hipotermia. También podéis favorecer la circulación masajeando la parte inferior de las extremidades.

El segundo paso es… ¡Acudir de forma urgente al veterinario! Nosotros evaluaremos a fondo a vuestras mascotas para descartar daños graves y conseguir revertir del todo el golpe de calor.

 

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Share This