yiArtículo escrito por Yaiza Serra, veterinaria de la C.V. El Arca de Noé
Lda. en Veterinaria por la Universidad de León

Hoy en día, la mayor parte de nuestros amigos felinos vive en vuestras casas sin acceso total o parcial al exterior. Esto implica que muchos de sus estímulos deben de ser suplementados por nosotros, de cara a no perder enriquecimiento ambiental y evitar situaciones de estrés. Pero este tipo de vida también lleva a una mayor predisposición de estas mascotas a padecer obesidad, debido a que el ejercicio también se ve reducido.

En este artículo vamos a hablaros de algunas opciones que podéis llevar a la práctica de cara a fomentar la actividad física de vuestros gatos caseros.

Estos son algunos de los recursos que os proponemos:

La comida: aparte de adecuar la ración diaria y el tipo de dieta al peso y necesidades de vuestra mascota, podéis hacer que la alimentación requiera un esfuerzo físico para evitar el sendentarismo. Podéis poner varios comederos repartidos por la casa, siempre lejos de las zonas donde suele dormir. Además, podéis colocarlos en alturas o si tenéis una casa con escaleras y vuestro gato suele habitar la planta inferior, poned la comida en la segunda planta.

Los gatos son seres muy inteligentes, que se adaptarán en cuanto puedan a frecuentar las estancias donde más disponible tengan el alimento, con lo cual tendréis que mover los comederos con frecuencia.

Rascadores: existen rascadores muy grandes en el mercado, que cuentan con varios pisos y ayudan a que vuestros gatos puedan escalar y se muevan más.

Alturas: proporcionar alturas seguras adaptándolas para que puedan subirse sin cometer temeridades también puede ser un buen recurso (si tu gato es un poco torpe, mejor descarta esta opción).

Juegos de caza: haced que vuestros gatos se peguen unas carreras, aunque sea a lo largo del pasillo, usad juguetes que puedan atrapar, que podáis lanzar, usad el láser (siempre dando algo que puedan atrapar cuando se termine el juego).

Juegos interactivos: existen en el mercado y en internet, numerosas ideas de juegos de recompensa, con los que vuestras mascotas tendrán que usar la mente para ganarse el alimento. En sí, no genera un ejercicio físico, pero les mantiene entretenidos y, sobre todo, ¡despiertos! Todos los gatos son de buen dormir, pero algunos más que otros…

Otros gatos o mascotas: siempre que hagáis un acondicionamiento paulatino y seguro de nuevos animales de compañía en la casa y no existan conflictos, tener varios puede ser un recurso bueno para mascotas sedentarias, ya que ellos mismos tenderán a jugar los unos con
los otros.

Paseos: si adaptáis a vuestro gato desde pequeño a pasear con arnés y correa, podéis entrenarlo poco a poco para poder sacarlo al parque y que conozca el mundo exterior, camine y trepe algún que otro arbusto. Siempre que esto no sea estresante para él.

En definitiva, no se pueden cubrir estas necesidades de igual forma que gatos que mantienen vida también en el exterior, pero si hacer un pequeño esfuerzo para reducir el sedentarismo.
En cualquier caso, recordad que la obesidad es una enfermedad que debe ser tratada no solo con ejercicio, sino con dieta especializada, y que no debe dejarse de lado.

Directora de la Clínica Veterinaria El Arca de Noé. Licenciada veterinaria por la Universidad de Léon y postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Dolores en Google+

Share This